Ruta del Modernismo con los clientes de “SER Empresarios” en Cartagena

La “Thank you Party” consistió en una visita guiada por edificios emblemáticos de la ciudad.

Cartagena puede presumir de tres mil años de historia, y sus calles nos presentan, al pasear, vestigios de épocas pasadas que forman parte de nuestro paisaje cotidiano, pero de los que no conocemos apenas detalles.
Por eso, Radio Cartagena invitó, de la mano de la arqueóloga Carmen Berrocal, responsable de Patrimonio del Ayuntamiento, a una visita guiada por los monumentos más emblemáticos de la ciudad, a un grupo de empresarios, suscriptores del programa “SER Empresarios”.
El recorrido se inició en el Casino de Cartagena, en la calle Mayor, que abrió sus puertas para la ocasión –solo tienen permitido el acceso los socios- para descubrirnos su salón de baile y el resto de dependencias en el edificio construido a finales del siglo XIX por el arquitecto Víctor Beltrí.
Acto seguido recorrimos las estancias del Palacio Consistorial, de la primera década del siglo XX, entrando en su salón de plenos, de alcaldía (en la zona noble, donde se llevan a cabo las recepciones oficiales de autoridades relevantes), la del consejo de gobierno, sus escaleras y otras zonas completamente rehabilitadas para preservar su riqueza artística, así como las pinacotecas que adornan sus paredes, entre las que destacan las del pintor cartagenero Wssell de Guimbarda.
Una de las visitas más llamativas fue la del Gran Hotel, edificio que acaba de cumplir cien años, cuya fachada es de las más espectaculares de la ciudad; el Palacio Pedreño, la Casa Cervantes con sus puertas labradas en madera y metal fundido, con elementos mitológicos, y otros enclaves que hicieron las maravillas de los asistentes.
En definitiva, una mañana inolvidable, con clima primaveral en las calles de Cartagena, en el año que ha sido declarado del Modernismo en la ciudad. Y es que, este municipio que ha visto pasar por sus calles toda clase de civilizaciones desde hace tres milenios, es mucho más que su patrimonio romano o los restos arqueológicos submarinos.
Para culminar la jornada, disfrutamos de un tapeo típico en la Bodega La Fuente, que sirvió para confraternizar y hacer networking en un ambiente distendido.

Visita la fotogalería: