La radio es el segundo medio que más confianza genera después de la televisión. Cadena SER está en el TOP5 de los medios que generan más confianza

Se debilita la confianza en los medios, resisten las marcas periodísticas y emerge el periodismo local:

·       El 36% de los usuarios españoles se fía habitualmente de las noticias, el nivel más bajo desde 2015. También decae la confianza en la información distribuida por redes sociales (23%) o buscadores (32%).

·       A pesar de ser su canal favorito para informarse, sólo un 24% de los más jóvenes confía en las redes sociales, 13 puntos menos que en 2019.

·       Las principales marcas periodísticas españolas siguen gozando de una notable confianza por parte de los internautas.

·       Los diarios locales y regionales son los medios más creíbles para la mayoría de los encuestados.

El Digital News Report 2020 global muestra un incremento tanto de la desconfianza en los medios como de la preocupación social por la proliferación de bulos. España no es una excepción y sólo un 36% de los internautas españoles declara confiar habitualmente en las noticias. Se trata del nivel más bajo de credibilidad informativa desde 2015 (34%) y siete puntos menos que el año pasado. Ni siquiera la confianza en los propios medios que los encuestados consumen –habitualmente más elevada- se salva de este declive y apenas un 42% confía en ellos, 6 puntos menos que en 2019. También los medios sociales o los buscadores de noticias pierden credibilidad entre los usuarios españoles: sólo un 23% y un 32% se fían de ellos, respectivamente.

Los datos del 2020 son los peores de los últimos cinco años, y eso que el punto de partida ya era de por sí preocupante. Desde 2017, la confianza en las noticias ha caído 15 puntos, pasando del 51% al 36% en el 2020. Prácticamente, el porcentaje de los que declaran fiarse habitualmente de las noticias es similar al de los escépticos con la información publicada en España.

Con estos datos, España se encuentra por debajo de la media de confianza de los 40 países analizados en el estudio –situada en el 38%-. Entre los diversos factores que influyen en la pérdida de credibilidad en los medios se halla la celebración de acontecimientos políticos o sociales que polarizan a la sociedad. Así ha ocurrido con las revueltas sociales en Chile (-15 puntos porcentuales respecto al año anterior) y Hong Kong (-16 pp) y las elecciones en Reino Unido (-13 pp) o México (-11 pp). En el caso de España, durante 2019 los españoles sufrieron un clima de permanente confrontación electoral, con la celebración de elecciones generales en abril, que serían nuevamente repetidas en noviembre. Entre medias, volvieron a las urnas en mayo para las elecciones europeas, municipales y autonómicas. Esta contienda electoral se ha caracterizado por el auge de los populismos de izquierdas y derechas, una mayor fragmentación política y la inestabilidad del gobierno. Desde el punto de vista judicial, 2019 fue el año de las sentencias del juicio del proceso independentista de Cataluña y de la corrupción de los ERE en Andalucía.

Brecha generacional: los jóvenes, más desconfiados

Al igual que en ediciones previas del informe, existe una gran desconfianza informativa entre los más jóvenes. Los datos muestran una brecha generacional entre los menores y los mayores de 35 años. Sólo un tercio de los primeros se fía de los medios de información frente al 44% de los segundos o un 41% de los mayores de 55 años, a mayor edad, mayor es la confianza en las noticias (y viceversa).

Además de la edad, la autoubicación política influye también el grado de confianza en las noticias. Aquellos que se sitúan en los extremos ideológicos (derecho o izquierdo) apenas confían habitualmente en los medios, frente a una mayor confianza en las posiciones políticas más moderadas.

Estos datos son coherentes con el hecho de que uno de los motivos que siempre ha explicado el auge de las redes sociales como canal informativo es la oportunidad que supone para los más escépticos de estar informados al margen de los canales más tradicionales, percibidos como cercanos al establishment político y económico del país. Aquellos que han huido de los medios tradicionales (mayoritariamente jóvenes) han encontrado refugio en las redes sociales y muestran un mayor grado de escepticismo que aquellos que siguen informándose a través de las empresas de comunicación.

La marca y el periodismo de cercanía, importantes para la confianza

En línea con esa relación entre confianza y medios tradicionales, los datos muestran que las principales marcas españolas siguen gozando de una notable confianza por parte de los internautas, especialmente las televisiones (Antena 3, TVE, La Sexta) y los periódicos de ámbito local o regional, a los que se dedica un a los que se dedica un apartado específico en el informe de este año. Es importante destacar que, en esta cuestión concreta, se pedía al encuestado que puntuase su nivel de confianza particular en 14 marcas preseleccionadas por los investigadores (además del genérico diario regional o local) y no por la totalidad de marcas periodísticas existentes en el país.

No obstante, algunas de las principales marcas periodísticas no son inmunes al creciente clima de polarización ideológica, Su grado de credibilidad está condicionado en buena medida por la ubicación política de los encuestados. Esto es particularmente visible en medios como La Sexta o Cadena Ser, que gozan de mayor confianza entre los usuarios de izquierda/centro-izquierda frente a los derecha/centro derecha. En el otro extremo y de forma más clara, la credibilidad de medios como El Mundo, ABC y COPE está estrechamente relacionada con las ideas políticas del encuestado y crece conforme se avanza hacia la derecha.

Mención aparte merecen los diarios regionales o locales. No sólo son el tipo de medios que gozan de mayor confianza por parte de los usuarios españoles (6,20 puntos sobre 10), sino que apenas hay diferencias por razones políticas: con excepción de los más extremos, son creíbles para todos, sin importar el color político. Posiblemente, el tipo de cobertura que suelen realizar los diarios regionales y locales, más cercana al ciudadano, más enfocada en la información útil y menos politizada contribuye a su credibilidad entre los usuarios.

Escepticismo hacia los medios sociales y buscadores

A la pérdida de confianza en las noticias en general le ha acompañado la caída en la credibilidad que los usuarios españoles tienen en los denominados medios sociales como Twitter, Facebook, y en los buscadores de noticias como Google: sólo un 23% de los encuestados españoles confía en los medios sociales y un 32% lo hace en los buscadores. En el caso de los medios sociales, es la cifra más baja en los últimos tres años (-4 puntos porcentuales): frente al 23% de los que se fían habitualmente en las noticias publicadas en las redes sociales, más del 45% desconfía.

La pérdida de credibilidad de los medios sociales se da incluso entre aquellos que declaran que son su principal fuente de información (mayoritariamente jóvenes). Si en 2019 el 38% de los menores de 24 años confiaba en ellos, un año después esa cifra ha caído hasta el 25%. En el caso de los usuarios de mayor edad, su gran escepticismo hacia este tipo de plataformas sigue en los niveles de años previos.

Por último, la confianza en la información distribuida a través de los buscadores como Google también se encuentra en su nivel más bajo de los tres últimos años. Como constata la siguiente gráfica, en 2017 el 38% de los internautas españoles se fiaba de este tipo de plataformas de información frente a un 27% que no se fiaba. Dos años más tarde, los porcentajes se han invertido y el número de usuarios que desconfía de las noticias que circulan a través de los buscadores es superior (33%) a los que declaran fiarse (32%)